Realidades

Recuerdo aquel dolor

Aún recuerdo lo mal que lo pase y viaje hasta ti para dar lo mejor de mi… pero no fue así. No me quedaba otra opción que cambiar el chip y empezar de nuevo con mucha más fuerza. Porque sabiendo el miedo que sentí de perder a alguien que quería, era como si el mundo se me viniera encima y no supiera que hacer, los nervios me comían. Mi cuerpo templaba como un pollito sin hogar, sin la madre que lo abrigase y lo proteja.

Me sentir vulnerable por no darme mi lugar, y no saber que hacer en ese instante. Sólo quería huir del dolor pero me dije a mi mismo que no puedo insistir a que me quieran… tu diste lo mejor de ti y también cometí errores porque soy humano…

No supe controlar mis emociones.

No tenía independencia.

No me amame lo suficiente.

Lo único que se puede hacer es estar preparado la próxima vez para dar lo máximo y amar con todas mis fuerzas…

Te cuento un poco mi experiencia para que aprendamos juntos en este proceso de mejora…

Si quieres resultados diferentes haz cosas diferentes

No culpes a los demás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s